PERFORACIÓN PETROLERA

Todo el mundo necesita del petróleo. En una u otra de sus muchas formas lo usamos cada día de nuestra vida. Proporciona fuerza, calor y luz; lubrica la maquinaria y produce betún para acondicionar la superficie de las carreteras; y de él se fabrica una gran variedad de productos químicos. Poca gente llega a ver la materia prima el petróleo ¨crudo¨ de la cual se hacen tantos productos útiles. Viene de zonas muy profundas de la tierra, o del mar, donde se formó en el pasado lejano, muchos millones de años antes de que existieran seres humanos o cualesquiera de los animales que conocemos hoy.

domingo, 16 de marzo de 2008

Personal de un taladro de perforación

Los profesionales o técnicos con responsabilidad directa en los procesos de perforación tienen el compromiso de activar el plan de producción y de negocio de la empresa, concretando toda la información obtenida de los de más departamentos participantes (geología, yacimientos y producción). Adicionalmente los altos precios del petróleo han creado a nivel mundial la necesidad ataque de incrementar la producción de petróleo y gas, para cubrir la demanda cada vez mayor de estos hidrocarburos; dentro de este contexto, la actividad de perforación de pozos, experimenta un crecimiento considerable y exige una necesidad creciente de personal capacitado y con visión integral del proceso de estas actividades.

Todo el personal que labora en un taladro de perforación o gabarra debe conocer los conceptos básicos y esenciales del control geológico de pozos en la fase de perforación, aplicar los conocimientos básicos del comportamiento físico de los yacimientos de hidrocarburos (tipos de yacimientos, cálculos energéticos, cálculo de reservas y otros), para obtener el recobro máximo. Analizar, describir y controlar en forma general los procesos, equipos y aspectos técnicos mas relevantes en las operaciones para la perforación (construcción) de un pozo. Conocer los conceptos básicos de fluidos de completación y los factores que afectan su selección a fin de evitar causar daños a la formación productora. Conocer los distintos elementos y técnicas necesarias para lograr una completación óptima y segura de un pozo productor o inyector, así como también las herramientas que contribuyen a evitar problemas.



1 comentario:

Edinson dijo...

Estoy de acuerdo contigo, en un taladro el nivel de exigencia debe ser alto a nivel intelectual; y cada persona debe conocer su rol y asumirlo. La cantidad de dinero que se mueve alrededor de un taladro es grande, y colocar ese dineral en manos de personas que no conozcan es tirar el dinero a la basura. Exagerando, más del 30 por ciento, de los taladros, en Venezuela, están en manos de personas con muy poca experiencia, y que el daño que se puede presentar a nivel yacimiento, por la mala actuación de estos personajes.